Análisis / 2 de diciembre de 2022 / Tiempo de lectura: 9 min.

Los conflictos por la tierra: avances y desafíos de un problema histórico

Con el anuncio de la reforma agraria, el nuevo gobierno ha impulsado el debate sobre la distribución de la tierra y la ocupación de predios ha adquirido visibilidad. En el primer trimestre de Petro, la FIP analiza los anuncios, los avances, da alertas y establece prioridades para tener en cuenta.

Cientos de familias le apuestan al turismo de naturaleza.
Cientos de familias le apuestan al turismo de naturaleza. © Colprensa
  • Autore/as
  • Angie Durán G.
    Angie Durán G. Asistente de investigación
  • Paula Tobo C.
    Paula Tobo C. Investigadora junior
  • Sofía Muñoz A.
    Sofía Muñoz A. Asistente de investigación

El Gobierno de Gustavo Petro ha insistido en la necesidad de implementar la Reforma Rural Integral, pactada en el Acuerdo de Paz, además de comprometerse con una reforma agraria en Colombia. Estos anuncios han dado un impulso al debate sobre la distribución de la tierra para las familias rurales sin tierra o con muy poca. Así mismo, la ocupación de tierras ha adquirido visibilidad: aunque ha sido un medio histórico para la reivindicación del derecho a la tierra, sí aumentó en las primeras semanas del nuevo Gobierno. Mediante la ocupación de tierras, las familias rurales y los grupos étnicos están presionando por titulaciones que reclaman desde hace décadas y denuncian que las propiedades “privadas” fueron ocupadas de manera irregular o despojadas por terratenientes, empresarios y narcotraficantes.

 LA OCUPACIÓN DE TIERRAS (1992 - 2022)*

(Corte a 21 de octubre del 2022)
(Corte a 21 de octubre del 2022) © Elaboración propia a partir de datos de Defensoría del Pueblo.

Hasta octubre del 2022, la Defensoría había registrado 42 eventos de ocupación de tierras. De esta cifra, 21 ocupaciones han ocurrido desde agosto y se han concentrado en el Cauca (5), Valle del Cauca (4) y Magdalena (3). De los 21 predios afectados en los 100 días del gobierno Petro, más de la mitad (15) han sido de propiedad privada, ya sea de persona natural o jurídica.

LAS OCUPACIONES EN EL 2022

2022 -Corte a 21 de octubre
2022 -Corte a 21 de octubre © Elaboración propia a partir de datos de Defensoría del Pueblo.

La Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Agricultura han alertado que, aunque detrás de este fenómeno se encuentran campesinos e indígenas que solicitan tierra, también hay grupos armados ilegales y actores económicos que buscan legitimar grupos de autodefensa. Por eso, el reto principal de este Gobierno es generar información diferenciada sobre el fenómeno, así como acelerar los procesos de adjudicación a campesinos y de redistribución de tierras en los casos relacionados a procesos de titulación colectiva. Además, en el marco de la Paz Total, es necesario aclarar los intereses y pretensiones de grupos armados ilegales que ocupan o incentivan la ocupación de tierras.

Proyectos productivos sostenibles en el páramo de Las Hermosas, en Tolima.

Balance sobre el estado actual de la implementación del Acuerdo de Paz, los anuncios del nuevo Gobierno y las percepciones de las comunidades en los territorios. Leer artículo completo

 Los anuncios clave del "cambio"

  • El Gobierno Nacional reconoce que, para lograr la Paz Total, es indispensable la recuperación económica y social del campo colombiano y la dignificación de la vida rural. Esto mismo está contenido en los principios de la Reforma Rural Integral.

  • Para aportar a la meta de tres millones de hectáreas que necesita el Fondo Nacional de Tierras, el Gobierno ha definido la “compra directa” como la principal estrategia. Aunque se anunció el acuerdo para adquirir esa cantidad con Fedegán, la ministra Cecilia López aclaró que durante los cuatro años de gobierno lograrían comprar máximo un millón quinientas hectáreas.

  • El Ministerio de Agricultura diseñará políticas públicas que permitan tramitar las conflictividades por la tierra que serán ejecutadas por la Agencia Nacional de Tierras, la Agencia de Desarrollo Rural y la Unidad de Restitución de Tierras, todas bajo la directriz de ese Ministerio.

Cinco reflexiones tras los 100 días

  • La ocupación de tierras debe entenderse de manera diferenciada, con perspectiva regional. Reconocer que los intereses, el proceso y los actores que intervienen en las ocupaciones de tierras responden a dinámicas territoriales, permitirá construir políticas y estrategias para desescalar la conflictividad por la tierra y avanzar en la reforma agraria, dando cumplimiento a demandas y agendas regionales. Mientras que la ocupación de tierras en el Valle del Cauca y el norte del Cauca refleja una reivindicación histórica de derechos étnicos, en zonas del Caribe —como Cesar y Magdalena— esta tendencia se entrecruza con intereses de grupos económicos y armados ilegales que buscan legitimar la conformación y consolidación de grupos de autodefensas.

  • La forma de abordar discursivamente la conflictividad histórica por la tierra requiere mesura del Gobierno Nacional. Si bien la ocupación de predios es histórica y se evidencia una tendencia al aumento desde julio, en agosto y septiembre la cifra es dos veces mayor que la de julio. El tono discursivo de los anuncios sobre la reforma agraria y la reivindicación de los derechos sobre la tierra puede generar una percepción de respaldo a las ocupaciones en ciertas zonas del país. También puede ser utilizado como herramienta de desprestigio por parte de latifundistas y otros actores políticos y económicos de oposición.

    Tras los anuncios de la reforma agraria y las victorias tempranas en la formalización y adjudicación de tierras, un informe de las Unidades de Gestión Territorial de la Agencia Nacional de Tierras reportó una disminución del 31% de las hectáreas ocupadas: de 26.000 a inicios de octubre, se pasó a poco más de 17.000 a finales del mismo mes[1].

LAS OCUPACIONES EN LOS 100 DÍAS

2022- Corte a 21 de octubre
2022- Corte a 21 de octubre © Elaboración propia a partir de datos de Defensoría del Pueblo.
  • La Reforma Agraria que propone Petro es cumplir con lo establecido en la Reforma Rural Integral del Acuerdo de Paz. Desde el inicio, el nuevo gobierno ha insistido en que las metas de la reforma agraria son, en realidad, el cumplimiento de los compromisos de la Reforma Rural Integral relacionados con el acceso a la tierra a través del Fondo de Tierras, la titulación y formalización de la propiedad, la restitución de tierras y la resolución de los conflictos por el uso del suelo a través de la Jurisdicción Agraria, cuya aprobación avanza en el Congreso.

    La Reforma Rural Integral no se propone afectar radicalmente la estructura de la tenencia de la tierra en Colombia y, por otro lado, reconoce que la transformación del campo no se limita a la redistribución de la tierra, por lo que articula las demandas sobre la tierra con una agenda amplia de desarrollo rural. No obstante, hablar de reforma agraria tiene un mensaje político potente ya que fue una de las demandas principales de la población rural en el siglo pasado y está estrictamente relacionada con la redistribución de la tierra y la garantía de derechos para su acceso, uso y tenencia democrática.

    Durante los 100 primeros días, el Gobierno ha negociado con comunidades que ocupan tierras y avanzado en el cumplimiento de los compromisos de formalización y adjudicación:

  • Se realizaron diálogos en el norte del Cauca con campesinos, indígenas y afrodescendientes que reclaman las promesas históricas de redistribución de la tierra y el reconocimiento de sus derechos ancestrales. Sin embargo, el conflicto se ha agudizado al punto de cobrar la vida de un líder indígena a manos de presuntos trabajadores de una multinacional[2].

  • El Gobierno Nacional cumplió la meta de formalizar 680.000 hectáreas de tierras en los primeros 100 días: formalizaron y adjudicaron 681.372 hectáreas en 19 departamentos. Cauca, Cesar, Boyacá y Huila reportaron la mayor cantidad de familias beneficiadas. De esta cifra, 553.000 hectáreas fueron formalizadas a comunidades indígenas y más de 5.000 hectáreas a comunidades negras[3].

  • El Papel de la SAE será determinante para cumplir con los compromisos de la reforma agraria. Aunque el gobierno ha anunciado la compra directa de tierras para cumplir con la reforma agraria, también ha reevaluado su alcance. Luego de anunciar el acuerdo de compra con Fedegán, señaló que este proceso será demorado ya que se requiere analizar el estado y las condiciones de los predios. Ahora, la meta es de un millón y medio de hectáreas.

    La consolidación del inventario de los bienes administrados por la Sociedad de Activos Especiales (SAE) permitirá disponer de miles de hectáreas en extinción de dominio que ingresarían al Fondo Nacional de Tierras para reparar a las víctimas del conflicto armado. De las 50.000 hectáreas reportadas por la SAE en octubre, 33.000 tendrían vocación agropecuaria y se distribuirían en 24 departamentos. Arauca, Valle del Cauca, Caquetá, Cundinamarca y Caldas serían los mayores aportantes[4]. En octubre, 50 familias recibieron 590 hectáreas de la finca Támesis, ubicada en zona rural de Montería (Córdoba), que perteneció al exparamilitar Jesús Alfonso Berrío, miembro de la Casa Castaño[5].

  • Avanzar en la reforma agraria, así como garantizar su sostenibilidad, es clave para avanzar en la Paz Total. La lucha por la redistribución y el acceso a la tierra ha sido una causa histórica del conflicto armado en Colombia; por eso, las expectativas son altas y deben ser tramitadas para evitar profundizar la conflictividad que se refleja en la ocupación de tierras, que puede escalar a confrontaciones armadas directas. Generar una alianza con un actor económico como Fedegán para cumplir la reforma agraria, a pesar del costo político, puede ser una oportunidad para darle sostenibilidad, al disminuir los riesgos de una contrarreforma agraria, la creación de grupos de autodefensa y desmentir el discurso de la expropiación que ha posicionado la oposición.

Alertas y prioridades

  • Mejorar los registros de información sobre las ocupaciones de tierras. La ausencia de sistemas de información claros y abiertos sobre las ocupaciones puede volverse un cuello de botella para construir medidas que den respuesta a la problemática.

  • Acelerar la actualización del catastro multipropósito. La ausencia de información predial precisa complica la redistribución de la tierra y el cobro de impuestos a los grandes latifundistas. Para esto, el Gobierno tiene el reto de acelerar la implementación del catastro multipropósito en todo el país.

  • Aplicar las herramientas que dispone la ley 160 de 1994 y el decreto 902 de 2017, es clave para dinamizar la redistribución de la tierra.

  • Priorizar la clarificación del estado de las hectáreas que ya han ingresado al Fondo Nacional de Tierras para poder avanzar en la adjudicación con criterios objetivos de selección.

  • Evitar dejar de lado la adjudicación de tierras a campesinos como sujetos de reforma agraria. Si bien la titulación de los territorios colectivos es una deuda, estas poblaciones cuentan con la garantía constitucional del derecho colectivo a la tierra, lo que, en teoría, facilitaría normativamente avanzar en este proceso. Por el contrario, no se ha logrado garantizar este derecho al campesinado. Por eso, es clave sumar esfuerzos para la formalización y adjudicación a este sector, priorizando regiones con conflictos ambientales.

  • Acelerar el trámite de las solicitudes de conformación de las Zonas de Reserva Campesina para fomentar la pequeña propiedad rural y la formalización. Eso contribuirá a la producción campesina y familiar sostenible en los territorios.

La ministra Susana Muhamad, en Cartagena del Chairá, Caquetá, firmando el primer acuerdo social para contener la deforestación.

A medida que la agenda ambiental cobra relevancia a nivel nacional e internacional, surgen algunas alertas y prioridades que el gobierno deberá atender en el corto plazo. Leer artículo completo

[1] El Tiempo. (29 de octubre de 2022). Según la Agencia Nacional de Tierras, en un mes 8.500 hectáreas ya no están ocupadas ilegalmente.  Obtenido de: https://www.eltiempo.com/economia/sectores/ya-hay-reduccion-de-hectareas-invadidas-en-colombia-713616

[2] Caracol Radio. (09 de noviembre de 2022). Un muerto y varios heridos tras choques entre campesinos e indígenas en Sotará.  Obtenido de: https://caracol.com.co/2022/11/09/un-muerto-y-varios-heridos-tras-choques-entre-campesinos-e-indigenas-en-sotara/ 

[3] Agencia Nacional de Tierras.

[4] El Espectador. (15 de octubre de 2022). ¿Dónde están ubicadas las tierras que la SAE le entregará al Gobierno? Obtenido de: https://www.elespectador.com/colombia-20/conflicto/reforma-agraria-esta-es-la-ubicacion-de-las-tierras-del-narcotrafico-que-la-sae-entregara-al-gobierno/

[5] El Espectador. (29 de octubre de 2022). Gobierno entrega finca de socio de Vicente Castaño a campesinos de Córdoba. Obtenido de: https://www.elespectador.com/colombia-20/paz-y-memoria/entrega-de-finca-tamesis-de-socio-de-vicente-castano-a-campesinos-de-cordoba-gustavo-petro/

 

Etiquetas destacadas